viernes, 2 de agosto de 2013

CAMINO A JERUSALÉN. Stephen Lawhead


-Ceñido a las fuentes pero con toquecitos fantásticos.- 

Portada del libro Camino a Jerusalén, de Stephen Lawhead
Edición en español (2002)
Género. Novela histórica.

Lo que nos cuenta. En el libro Camino a Jerusalén (publicación original: The Iron Lance, 1985) y en Escocia, a comienzos de 1899, un anónimo narrador acaba de alcanzar un grado muy alto de iniciación en el Consejo de los Hermanos, sociedad secreta a la que pertenece. A finales del siglo XI, Murdo es un joven de cuna noble del Condado de las Orcadas que, junto a su madre, queda al frente de las tierras y posesiones de la familia cuando su padre y hermanos parten a las Cruzadas. En Levunium, el emperador bizantino Alejo I Comneno cabalga al frente de su ejército, asegura la frontera norte y pone su mirada en las tierras perdidas del sur y el este. Primer volumen de la trilogía Las Cruzadas Celtas.

Mi opinión. Novela histórica con bastante ficción en su trama, de narración amena a grandes rasgos pero salpicada de momentos tediosos, de ritmo trotón y desarrollo común con toquecitos novedosos para unos e improcedentes para otros, lleno de acción, politiqueo, aventuras y toda clase de ejemplos de la inquietante naturaleza que tenemos los humanos, que trata la parte bélica de forma suficiente pero poco operacional, con tendencias a lo iniciático en varios sentidos, de personajes presentados de manera correcta por más que respondan a tópicos, de narración coral en tercera persona por más que un personaje sea más frecuente que otros y, en general, entretenida dentro de su propuesta.

Destacado. Aunque está volcada en la visión desde uno de los bandos, consigue explicar bien los diferentes intereses dentro del mismo.

Potenciales Evocados. El cruzado para almas sensibles, mezclado con algunos momentos  Dan Brown y otros casi Salinger (salvando las distancias); nada que ver con las obras más famosas del autor ni en el estilo ni en el género, no se olviden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin